Dramaturgia

“Como te llamas?” – Marina

“Que edad tienes?” -5 años

“Donde vives?” -Me fui de casa

“Por qué?” -Mi madre dice que me quiere, yo no le creo.

Nací en el año 1972, en Buenos Aires, Santa María de los Buenos Aires.

A los 8 años toqué mis primeros tangos en el Café Tortoni.

Mis pies apenas tocaban el suelo.

Interpreté el tango El dia que me quieras y Malena.

Esa noche en el Café Tortoni, mi primer concierto en público, fue el comienzo de una serie de actos desobedientes en mi colegio, Santa María, colegio religioso de mujeres. Años de complicidad, de huidas, de  rebeldía, de mentiras, y felicidad.

felicidad.

1972 Buenos Aires. Isabel Perón, las milicias, los Montoneros, 1976, el golpe de estado militar. La resistencia, la militancia, la persecución, la censura, la injusticia, la muerte. El exilio.

El tango me llega. El tango me posee, me embruja.

Mi exilio, un viaje premeditado.

Mis pasiones, una censura establecida.

Mi familia, un seno ficticio.

Mi educación, un acto contradictorio.

Mi cuerpo, un manifiesto.

El Tango, un arma mortal.

Nunca imaginé que mi país era tan extenso, que mis sentimientos otorgados a la nostalgia, la soledad, se remitían a mi forma de pensar, de percibir el mundo.

Soy hija de la dictadura. Tal vez no irme, quedarme, hubiese sido el inicio de una desobediente forma de vivir.  Yo decidí partir.

Tango 1972 es un regreso a Buenos Aires, un viaje sin retorno.

Marina Cedro

La Embajada Argentina de Paris y la Delegación Permanente de Argentina en la UNESCO apoyan este proyecto.

logo-unesco logo-embassade-argentine

Anuncios